Claudia Milena Muñoz Peña

0.00% Alcanzado
$0.00 donado de una meta de $1,500.00
0 Donantes

Soy colombiana y tengo 47 años de edad. En la actualidad vivo en el país de Panamá. Con mi familia salimos a vivir al campo en obediencia al mandato divino.

Este es mi diario vivir: dedico tiempo a mi familia y practico la naturopatia en obediencia al régimen alimenticio de Dios, también trabajo en una huerta casera donde aplico los conocimientos en agricultura que voy adquiriendo poco a poco.

Culto matutino familiar

Elaboración de zumo

El paciente es mi papa, quien esta exitosamente curado de un cáncer de próstata por la mano misericordiosa de Dios y la obediencia al régimen alimenticio de Dios.

Preparando el desayuno, frutas y cereales

Tengo un hogar por la gracia divina conformado por mi esposo y dos hijas. Mi esposo y yo decidimos mudarnos a vivir al campo a finales del año 2017.  Y nuestro gran anhelo es servir en el ministerio de la obra médico misionera. Con la ayuda de Dios deseo prepararme para ofrecerle al Señor y a mi prójimo un trabajo de excelencia y amor por las almas que perecen.

Años atrás Dios me dio la bendición de estudiar medicina en la Universidad Libre de Cali, Colombia. Termine mis estudios en medicina en el año 2000.  Ejerciendo mi profesión tuve la bendición del Espíritu Santo, al leer los libros de salud de nuestra iglesia Adventista del Séptimo día, de que mi mente fuese abierta para aceptar esta gran verdad del mensaje Pro Salud y nació en mí el fuerte deseo de ocuparme en esta área de la obra medico misionera.

Soy consciente de que vivimos en el final de los tiempos y que el Señor desea preparar un ejército de hombres y mujeres fieles que puedan y quieran trabajar de su mano para impactar y ser respuesta a las almas que sufren y perecen por falta de conocimiento.  Me impresiona saber que la obra medico misionera al estilo divino es la mano derecha del mensaje del tercer ángel y es la llave que abrirá, por el Espíritu Santo, el corazón de los seres humanos empedernidos en el pecado.

Actualmente me ocupo en el cuidado de mi hogar y el auto aprendizaje en la medicina de Dios, basada en los 8 remedios naturales, incluyendo la agricultura.  Y sirviendo a nuestros amigos, familia y vecinos en cuestiones de salud natural que incluye la alimentación, terapias con agua, plantas, carbón y barro. Sin que la remuneración monetaria por este servicio sea mi prioridad.

Trabajando en la huerta casera

¿Que desea estudiar?

Este deseo es el que me motiva a extenderles esta solicitud de entrar al programa de apadrinamiento, dado que mis recursos económicos no son suficientes para pagar el curso de mi interés el cual es Naturopatia Avanzado. 

Escuela en casa con mis hijas.  La niña mayor cursa décimo grado y la menor tercer grado.

¿Como emplearía lo aprendido en el curso?

Una vez logrado mi objetivo con la ayuda de Dios y la colaboración de ustedes, nuestra proyección, es poder tener una cabaña misionera para ponerla al servicio médico misionero tanto en Panamá, donde resido actualmente y en Colombia donde vive mis padres quienes aman esta obra y oran para que Dios pueda utilizarme en esta área.

En la cabaña Misionera se atendería a personas que requieran nuestro servicio en el área de salud integral – físico, mental, espiritual.  Esto responderá a la necesidad apremiante de nuestra hermandad que adolece del conocimiento de la medicina de Dios y además de un lugar adecuado para ponerlo a su servicio.

Agradezco, de antemano, su amable atención a mi petición para obtener esta ayuda.  La cual será grandemente beneficiosa no solo para mi sino para quienes, con tanta necesidad, buscan una solución a sus problemas de salud.  Dios les guarde y siga bendiciendo en esta magna labor.

Atentamente,