865, Georgiana, Ct 92570, Perris, EEUU.
+1 951 7423557

Obesidad

El secreto de mantenerse en el peso ideal es continuar este tipo de alimentación sana toda la vida, realizando también ejercicios a diario, dejando la pereza a un lado.

“Así como nuestros primeros padres perdieron el Edén por complacer el apetito, nuestra única esperanza de reconquistar el Edén consiste en dominar firmemente el apetito y la pasión”. CSRA, 70

La reeducación de nuestros hábitos alimentarios es fundamental para conseguir adelgazar con éxito, así como para mantenerse con un peso adecuado y una buena salud.

Muchos están preocupados con la balanza, pero esto no es sólo una cuestión de estética, sino de salud física, mental y espiritual. La obesidad esta siendo considerada como la base para casi todas las otras enfermedades…Los obesos están mucho más enfermos que los delgados, pues aparte de las alteraciones fisiológicas incluyendo diabetes, piedras en la vesícula, problemas de hígado, riñones, problemas cardíacos, insuficiencia circulatoria, varices, hipertensión, anginas, infartos, inflamaciones articulares y óseas, fatiga respiratoria, colesterol, ácido úrico y glucosa elevados (porque los órganos internos deben trabajar a un ritmo más rápido), hay también las alteraciones psicoemocionales como depresión y baja auto estima. También puede causar o empeorar el riesgo de ciertos tipos de canceres.

La obesidad sola es la causa de la muerte prematura de mucha gente o por lo menos de una vida miserable.

Por lo general la obesidad está ligada al apetito pervertido, falta de ejercicio físico, comodidades, el desánimo y abandono de uno mismo.

¿Cómo saber si estamos bien?

Es fácil. Hay que encontrar el Índice de Masa Corporal, en el que dividimos el peso por la talla al cuadrado, por ejemplo en una persona que pesa 62 kilos y mide 1,70 cm, dividimos los 62 kilos por el resultado de multiplicar 1,70 por 1,70.

IMC= ________ peso (kilos) __________

Talla x talla (centímetros)

IMC= _______62__________ = 21

1.70 x 1.70

En el peso normal el IMC va de 20 a 25 en las mujeres y de 20 a 27 en los hombres. En el ejemplo estaría dentro de un peso normal.
Por debajo de 20 hay delgadez excesiva y por encima de 25 o 27 hay sobrepeso.
Se considera que una persona es obesa si el IMC está por encima de 30.
Para calcular el peso ideal, como máximo, sería:

  • Mujeres = 25 x talla x talla
  • Hombres = 27 x talla x talla

Ejemplo: Mujer que mide 1,58 cm, sería multiplicar 25 x 1,58 x 1,58 = 62,4 kilos

PERDER PESO
Para perder peso se requiere:

  1. Cambio de hábitos de alimentación por la gracia Divina
  2. Quemar (ejercicio) más calorías que consumimos; y una
  3. Conciencia espiritual

MOTOR DEL CARRO

a) Cambio de hábitos de alimentación por la gracia Divina:
“Todo lo puedo en Aquel que me fortalece” Fil 4:13
Somos las únicas criaturas con hábitos destructivos. Da un cigarrillo a un burro y a un ser humano, ¿quién lo fumará?

Pero ¿cómo hacer el bien si estamos acostumbrados a hacer el mal? Dice Jeremías 13:23. Así que necesitamos de ayuda y Dios si compromete ayudarnos: “Cuando hacemos todo lo que está de nuestra parte para tener salud, entonces podemos esperar que sigan benditos resultados, y podernos pedir a Dios con fe que bendiga nuestros esfuerzos para la preservación de la salud. El entonces contestará nuestra oración, si su nombre puede ser glorificado por ello. Pero entiendan todos que tienen una obra que hacer”. CSRA, 29.

Si estas muy obeso acuérdese que ‘las necesidades extremas del hombre constituyen las oportunidades de Dios’.
Siempre pensamos que la felicidad es algo externo, como se tenemos dinero, si estamos siendo reconocidos, etc. pero en la biblia paz y felicidad vienen al corazón cuando tenemos una relación con Dios a través de la gracia de Jesús. En la cruz, no importa lo que diga la balanza, la gente, la cuenta bancaria; Dios me ama.

Este es el único abrigo seguro. Esta gracia solamente será nuestra si la aceptamos. Pídala en oración. Dios quiere darnos poder para vencer nuestras debilidades (Juan 1:12), Lea el capítulo 7 de “Camino a Cristo”, intitulado “Como lograr una magnifica renovación”; su vida cambiará.

Se debe trabajar la gula y la pereza; son vicios negativos que atentan contra nuestra salud y nuestro bienestar interior, debemos combatirlos con la oración, siempre reflexionando sobre el daño que nos hacen y los beneficios que obtendríamos si no existiesen en nuestra vida. Aquí recomendamos ayunar un día a la semana con muchos líquidos.

El carbohidrato y el azúcar son los bandidos. Por nada en este mundo comas pan o tortillas después de las 6 de la tarde, es cuando el cuerpo entra en reposo y no digieres bien los carbohidratos, todo lo que son panes, pasteles, tortillas, etc., son carbohidratos que te engordan terriblemente.

Leer Agenda de Salud para una dieta equilibrada y balanceada.

b) EJERCICIO: Este es verdadero remedio combinado con la dieta Divina, funciona y no tiene efectos negativos. La idea es quemar calorías de una manera equilibrada. Si disminuye las calorías acuérdese que nunca puede ser menos de 800 y ni más de 1600 para lograr éxito.

c) CONCIENCIA ESPIRITUAL: Es decir, o entender que no me pertenezco. Soy una criatura y tengo un Creador. Él es mi dueño. Es cierto que hicimos mal, pero Él me dice que debo arrepentirme y cambiar el rumbo de mi vida.
“Dios es amor”. I Juan 4:8. Este amor es eterno y INCONDICIONAL, o sea, no depende de lo que soy o de lo que hago. Sea yo flaquito o muy gordo El me ama; y quiere ayudarme a ser saludable.

Primero para que yo sea feliz, y segundo para dar un buen testimonio de Su gran poder. El segundo grande mandamiento de Jesús, refiriéndose a la segunda tabla de piedra escrita por Dios, dice: “Amaras a tu prójimo como a ti mismo” (Mat.22:39). La moda hoy es sentirse insatisfecho con la propia imagen lo que puede llevar de un estado permanente de tristeza y de ahí seguir para el enclaustramiento doméstico. Un aislamiento social. Quisiera ser como la persona de la TV o de la revista. Perdemos la visión de Dios para mi vida.
Siete Factores de la Obesidad:

  • La obesidad es la base para todas las demás enfermedades
  • Los obesos tienen un metabolismo anormal
  • No se puede pensar en comer como los demás y adelgazar
  • Esta es una enfermedad que viene de toda una vida
  • Azúcar y alimentos procesados son prohibidos
  • Dietas y productos milagrosos son apenas sueños
  • La única esperanza es obedecer a Dios

OBESIDAD INFANTIL

Ser gordo era ser saludable, pensaban los antiguos, y hoy la sociedad rechaza el obeso ya desde la escuela y por toda su vida. Es alarmante la cantidad de niños obesos. En mi país 66% de los jóvenes están arriba del peso ideal. Sofá, TV, Computadora y comida chatarra. La mayoría ya no pueden ni amarrar los zapatos. Ya no necesitan de prevención y si de tratamiento, pues rápido viene la diabetes (tipo 2), depresión, problemas en las articulaciones, asma, alergias y las familias modernas no saben qué hacer.

Los niños entienden más de lo que podemos pensar, así que debemos orientarlos sobre las consecuencias, y no solamente prohibirlos de comer o tomar algo (el prohibido es deseado). Muy importante es no dar malo ejemplo, decir que algo no es bueno y después estar a comerlo. Mejor es no comprar nada que no podemos orar y pedir la bendición del Señor. Lo correcto sería tener solamente buenos alimentos a la casa.

Toda la sociedad moderna hoy es influenciada por la propaganda de las bolsas coloridas con galletas, pizzas, hamburguesas y sodas azucaradas, por esto nosotros como Iglesia debemos ministrar clases de alimentación para los niños.
Siempre es bueno investigar la causa de la obesidad, pues algunas veces resulta de comer demasiado, falta de ejercicio, bien como de orden hormonal. Es bueno saber que no hay medicación apropiada para los niños perder peso; el mejor es ponerlos de regreso en el plan de Dios. Jesús ama a los niños y nos colocó a nosotros para ayudarlos.

TOXINAS

Es de extrañar que pocos hablen de los peligros para la obesidad y enfermedades que vienen como resultado de la carga toxica que nos intoxica, tanto de los aditivos químicos en los alimentos como de los miles de contaminantes del agua, aire y productos de la tierra. Como estamos expuestos constantemente a estos químicos, hay una sobrecarga en los órganos de eliminación, especialmente sobre el hígado, que es el órgano más grande en el cuerpo y que juega un papel vital, ya que tiene encomendadas más de 500 tareas de las cuales al menos 22 son vitales para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Una de sus principales funciones es el convertir la comida que ingerimos en energía almacenada y en los químicos necesarios para un crecimiento y una vida sana. Además, actúa como filtro para remover el alcohol y las toxinas de la sangre, convirtiéndolas en sustancias que puedan ser eliminadas del cuerpo.

Cuando el hígado se molesta abre la puerta para una cascada de problemas que conocemos como dispepsia, diabetes, obesidad y tantos otros problemas.
Otra consecuencia que no podemos olvidar es el congestionamiento del sistema linfático, que es básico para el sistema inmunológico y que ocasiona retención de líquidos en le cuerpo, contribuyendo para la obesidad.

MOVIMENTARSE

Es lo más importante y realmente lo único que funciona sin traer efectos negativos, porque nos va a ayudar a alcanzar el peso normal más rápidamente, proporcionando agilidad y vigor. Lea la sección de EJERCICIO.

DIETA

La dieta en la obesidad es la misma que haríamos si queremos estar sanos. Se trata de sustituir todos los alimentos que tomamos con harina blanca o descascarillados, por los llamados integrales, estos contienen elementos básicos como son fotoquímicos, enzimas, vitaminas, minerales, fibras que están depositados en la cáscara y el germen del cereal. Los alimentos refinados, carecen de la mayor parte de estos principios y promueven constipación. Hay que usar productos integrales, pasta integral, pan integral bien tostado, bollería integral, arroz integral, cereales integrales.

También son importantes las legumbres ricos en fibras, judías, garbanzo, lentejas, soya…., muy necesarias para nuestros huesos, sangre y sistema nervioso.
Al medio día y por la noche se tomará verduras, por ejemplo al medio día ensalada con lechuga, tomate, endivias, remolacha, cebollas, zanahorias, rabanitos, apio, maíz, manzana, aguacates, repollo, escarola…., aderezadas con ajo crudo, zumo de limón, poca sal y aceite de oliva; por la noche verduras cocidas como acelgas, calabacín, berenjena, espinaca, lombarda, puerros, calabaza…., alineadas con limón y aceite o rehogadas con ajitos.

La fruta se tomará siempre antes de comer los cosidos, nunca como postre, pues se producen fermentaciones y las vitaminas son muy mal absorbidas.
Evitar los dulces elaborados con harina blanca, mantequilla o margarina, azúcar; refrescos azucarados, el café, alcohol, comidas enlatadas y fritos.
Comer el pan integral bien tostado (seco), mejor comprarlo en casas de productos naturales porque su elaboración es más natural y su harina es de verdad integral (el grano es molido completo).

Es importante tomar diariamente ajo crudo, en el atole de avena, en la ensalada, untado en el pan… Este tubérculo contiene yodo y activa el funcionamiento de la glándula tiroides, acelerando así nuestro metabolismo quemándose así las grasas; en los obesos este proceso es lento.
También es aconsejable el uso del limón sobre todo en pesos muy altos. Tomándolo el limón amarillo exprimido en el CALDO DEPURATIVO o uno diario en ayuno en agua tibia. El limón es un potente astringente, esto quiere decir que aprieta la carne cuando uno va adelgazando, también disuelve las grasas acumuladas en cualquier parte del cuerpo o en la sangre.

ALIMENTOS PARA PERDER PESO:

Tomate: alimento indispensable en la dieta para quien quiere perder peso y mantenerse saludable; el alimento más consumido en el mediterráneo y que es famoso por su juventud y vida larga. El tomate previene varios tipos de canceres y hasta mismo el de próstata.

Pepino: Rico en muchas vitaminas, un alimento rico en agua, o sea, un excelente diurético. Ayuda a eliminar las toxinas del organismo y es antiinflamatorio.
Avena: Rica en fibras, este alimento puede ser consumido en el atole, el ayuda en la formación del bolo fecal auxiliando a la digestión. Gracias a su riqueza en ácidos, fibra, lecitina y avenaste rol, la avena ayuda a reducir los niveles de LDL en la sangre.

Arroz integral: Este tipo de arroz es más rico en minerales que son perdidos cuando el arroz es pulido, el tipo integral es rico en fibras que acaba actuando junto a la avena para mejor digestión.

Frijoles: Es difícil hablar de arroz y olvidar el frijol. Los brasileños tienen la suerte de este hábito saludable que es consumir arroz con frijoles. Sepa que esta es la combinación perfecta en valores nutritivos.

Manzana: Esta fruta también es un óptimo diurético (los diuréticos ayudan a eliminar gordura) y combaten los radicales libres, esto quiere decir, la manzana le mantiene más joven y bonita.

Gorduras Vegetales: La gordura omega-3 encontradas en la linaza, coco y olivos son de mucha importancia para la prevención de enfermedades y el buen funcionamiento del corazón.

Nueces: Rica en proteínas, vitamina E, gordura insaturada, fibras y potasio, ellas ayudan en perder y mantener el peso. Su consumo deberá ser hecho con cuidado pues este alimento es muí calórico, 6 unidades contienen un promedio de 150 calorías.

Otros: Acelga, Pina, Camote, Brócoli, Calabaza, Col, Fresa, Ciruela, Naranja, Melón, Pera, Kiwi, Lechuga, Durazno, Toronja, Pimiento, Nabo, Anona, etc.…
Plantas para la retención de líquidos: cola de caballo, estigmas de maíz, abedul, vara de oro, apio, berro, cardo mariano, diente de león, fresa, fresno, fucos, laminaria, ortiga mayor (verde), ulmaria, etc.

Plantas para la acumulación de grasa: laminaria, hiedra, aceite esencial de limón, centella asiática, como salvia, consuelda, hammamelis, verbena, abedul, angélica

Plantas para el estreñimiento: fucos, laminaria, malva, llantén (plantago), zaragatona, lino, laxantes con antraquinonas (sen, cáscara sagrada) que deben ser usados por poco tiempo.

Ver DIETA DE SALUD para más detalles.

ENEMAS:

Diario – Seguir el programa de enemas con café en la página de DESINTOXICACION.

LIQUIDOS:
Agua tibia por la mañana en ayuno (máximo 4 vasos- no mas) con el jugo de 1 limón amarillo exprimido; mínimo de 8 vasos agua filtrada aparte de las comidas ½ hora antes o 2 horas después. Tés naturales por la noche. Jugos naturales de frutas por la mañana y noche y de vegetales al medio día antes de comer.

Al principio la reducción de peso es más rápida, como en las dos o tres primeras semanas, después este proceso se torna más lento, pero si hacemos bien las cosas, continúa.
Os aconsejo pesaros siempre en una báscula fiable, con la misma ropa, y a la misma hora.
El secreto de mantenerse en el peso ideal es continuar este tipo de alimentación sana toda la vida, realizando también ejercicios a diario, dejando la pereza a un lado.

Animo. ¡Que adelgazes!

Related Posts